El Club Joventut Badalona, como referente en la formación de jugadores tanto a nivel deportivo como humano, intenta inculcar a sus deportistas el máximo respeto hacia el colectivo arbitral como parte esencial de la práctica del deporte, sea al nivel que sea, enseñando a los jugadores que el arbitraje es una actividad de máxima dificultad, sujeta a errores y aciertos como la de los jugadores, entrenadores y directivos, y recordándoles que sin la participación de los árbitros la competición sería imposible.

En este contexto, el Club Joventut Badalona expresa el más enérgico rechazo a la actitud de menosprecio hacia los árbitros de su jugador Klemen Prepelic durante el partido del pasado sábado contra el Casademont Zaragoza. 

El Club Joventut Badalona tomará las medidas oportunas para que esta actitud no se repita, y traslada sus disculpas al colectivo arbitral por el mencionado incidente.
Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.